El aumento de la temperatura en verano puede ser un problema para los trabajadores en las naves industriales, ya que puede bajar su rendimiento. En estas naves se experimentan cambios de temperatura por el calor que desprende la maquinaria y el trabajo físico que realizan los trabajadores.

Esto puede provocar que los trabajadores sufran mareos, golpes de calor o desvanecimientos por deshidratación. Es necesario saber cuáles son los posibles riesgos laborales existentes a la hora de climatizar una nave industrial ya que un ventilador o un dispositivo de aire acondicionado no son suficientes para climatizarlas.

La temperatura óptima en una nave se consigue con climatización adiabática

Por normativa europea, la temperatura en el ambiente de trabajo cerrado tiene que estar entre los 14 y 25 grados para garantizar la seguridad laboral y el rendimiento del empleado, aunque muchas veces no se tiene en cuenta.

Tanto el tamaño como la ubicación y su naturaleza tienen son factores a tener en cuenta para climatizar una nave. Si tenemos un edificio con una gran superficie no será suficiente con instalar un sistema de aire acondicionado tradicional. Además, es necesario extraer la humedad que existe y su uso excesivo podría resecar la piel de los trabajadores.

Aunque podrían optar por un sistema de extracción con ventiladores, pero este aire se sustituye por el que hay fuera del edificio y no es lo suficientemente frío ya que no pasa por ningún filtro.

Los sistemas de climatización evaporativa son la mejor opción gracias a su bajo coste y su ahorro energético, además de ser beneficioso para la salud de todos los trabajadores. Los evaporativos no necesitan compresores sin gases para refrigerar, a diferencia de los sistemas de aire convencional de extracción o aire acondicionado.

Los evaporativos funcionan transformando el aire caliente en aire fresco y limpio, porque pasa por unos filtros impregnados de agua fría (entre 4 y 12 grados, según la temperatura y la humedad relativa).

Así, se forma sostenible, el aire es renovado y se elimina tanto el humo como el gas o las partículas suspendidas en el aire, aumentan la humedad y enfrían el ambiente.

Más ventajas sobre los evaporativos

El funcionamiento de los sistemas de climatización evaporativa es muy sencillo. Básicamente, funcionan con una bomba de agua y un ventilador. Así se consigue un 80% de ahorro respecto a otros sistemas de climatización como el aire acondicionado.

Tanto el coste de instalación como el mantenimiento de los evaporativos es mucho menor.

Este innovador sistema, que combina beneficios saludables y ayuda a la eficacia y eficiencia de los empleados tiene muchas más ventajas:

  • Mantiene la humedad del ambiente entre el 50% y el 60%, los niveles adecuados para la salud del ser humano.
  • Elimina el polvo, los olores y las partículas en suspensión gracias a sus filtros
  • Climatiza superficies de 150 a 250 metros cúbicos con tan sólo 1KW
  • Renueva y limpia el aire de forma constante
  • Se pueden mantener los accesos de puertas y ventanas abiertos
  • No emplea gases refrigerantes
  • Elimina la electricidad estática del edifico
  • Se pueden emplear para refrigerar espacio exteriores

Una nave industrial que se encuentra en constante crecimiento debe implementar un sistema de climatización que sea sostenible, y consiga un ahorro de energía y de dinero. Podemos decir que gracias a los evaporativos se ayuda a reducir el impacto de los riesgos laborales porque disminuye el estrés térmico.

La normativa europea que regula los riesgos laborales

Es recomendable instalar climatizadores evaporativos para poder cumplir con la normativa europea OHSAS 18991:2007. Esta normativa determina los requisitos mínimos para la gestión de la seguridad y salud en el trabajo.

Se implementa para identificar los peligros, evaluar los riesgos y determinar los controles. Así, se compatibilizan los sistemas de gestión de calidad industrial integrándolos en un compromiso con el medio ambiente, la seguridad y la salud laboral.

Es necesario saber cuáles son los riesgos laborales para poder realizar una climatización correcta de las naves industriales ya que, como hemos mencionado antes, un simple ventilador o aire acondicionado es insuficiente para enfriar el ambiente.

Además, se debe analizar tanto la organización como el entorno de trabajo, los equipos que se emplean, las instalaciones, si los trabajadores están aclimatados, si hay variaciones físicas de temperatura, humedad e incluso velocidad en el puesto de trabajo.

Es difícil detectar siempre los riesgos laborales, pero se deben mantener unas condiciones de seguridad básicas para ayudar a disminuir los accidentes.

Recent Posts

Leave a Comment