La temperatura es el aspecto principal para poder obtener un buen rendimiento. Ya sea en naves industriales, como en granjas o pabellones deportivos, la temperatura será el factor imprescindible que haga que las personas que se encuentren en el edificio estén a gusto.

Los equipos de climatización adiabática consiguen eliminar humos y malos olores, obteniendo aire nuevo, fresco filtrado y con una ventilación constante en cualquier nave, industria, empresa o zona deportiva.

Los climatizadores evaporativos son innovaciones energéticamente ecológicas y saludables, permitiendo que tecnología y medio ambiente vayan de la mano.

La eficiencia energética de la climatización evaporativa

Como sabemos, una mala climatización de naves industriales puede provocar un bajo rendimiento, lo que se traduce en una pérdida en la rentabilidad del negocio.

Una buena ventilación industrial es imprescindible para crear un ambiente óptimo en cualquier lugar, ya sea en centros comerciales o en industrias textiles. Los sistemas evaporativos de climatización adiabática son la mejor solución para poder refrigerar grandes espacios sin perder eficiencia energética.

Inside an ornate food market with produce vendors

Los climatizadores destacan por su eficacia, su ahorro energético y su respeto con el medio ambiente. Podemos asegurar que climatizar naves industriales mediante evaporativos consigue:

  • Eliminación del estrés térmico
  • Eliminación del humo, polvo, malos olores y agentes contaminantes
  • Incremento de la productividad laboral
  • Mantenimiento de los accesos abiertos sin pérdida de efectividad en la refrigeración
  • Aportación de un nivel óptimo de humedad

La eficiencia energética de los sistemas de climatización adiabática está demostrada, en especial, en la refrigeración de grandes espacios como naves industriales. Como el consumo energético de este sistema es mínimo, el ahorro económico es considerable y, además, su instalación es muy sencilla.

¿Se puede conseguir una climatización zonal?

Normalmente, solo se trabaja en una parte concreta de una nave industrial, por lo que no es necesario tratar con toda la superficie. Se estima que un 20% de la zona empleada puede suponer un 80% del coste de refrigeración tradicional. Si tenemos en cuenta que la climatización de grandes superficies requiere mucha inversión y elevados costes de funcionamiento, esto sería un derroche.

Gracias a los evaporativos, podemos focalizar la zona a enfriar sin perder ni efectividad ni energía, porque se puede impulsar aire fresco sólo donde se necesita, ahorrando así gran parte del coste. La climatización de naves industriales por métodos tradicionales como aire acondicionado es inviable dado su alto coste económico y el excesivo consumo de energía.

Por todo ello, es necesario una climatización de grandes superficies con un consumo energético sostenible que nos permita enfriar el edificio de forma inteligente y mejorando sus condiciones.

Como ya hemos comentado, el problema de acumulación de polvo, humo o malos olores producido por diferentes procesos productivos se soluciona porque el aire se renueva de manera constante. De esta manera, se expulsa al exterior y se genera uno filtro, limpio y fresco en el interior del edificio aun manteniendo abiertos todos los accesos.

Soluciones y resultados obtenidos con evaporativos

Cuando sabemos las necesidades que se necesitan cubrir en el edificio que se quiere climatizar, se realiza la climatización de toda la superficie global del edificio con una programación avanzada tanto para el control de la humedad como para el control de la temperatura.

Algunas empresas necesitan obtener y mantener una humedad y temperatura concretas para poder favorecer la conservación de los productos que se almacenan o para que exista un ambiente óptimo para los seres vivos que allí residen.

Climatizador evaporativo Eficool19

Con la implantación de los sistemas evaporativos en las instalaciones de naves industriales, pabellones deportivos u otras zonas, los resultados se pueden apreciar desde un primer momento. Gracias a la disminución de la temperatura, tanto el trabajo como el tiempo en el que se está en dicho edificio son más agradables. Además, para las naves industriales, con la ayuda del control de humedad el producto se conserva de forma más eficiente.

Los resultados son múltiples:

  • La diferencia entre la temperatura exterior y la temperatura interior puede ser, mínimo de 17ºC. Esta disminución de temperatura se produce mientras se eliminan partículas suspendidas en el aire como agentes dañinos, lo que favorece la comodidad en el edificio o nave.
  • Gracias al ahorro energético, los usuarios pueden amortizar los equipos de climatización en un corto período de tiempo. Además también se consigue ahorrar en el mantenimiento, porque estos equipos son fáciles de instalar y mantener. Podemos decir que se consigue ahorrar hasta un 80% en comparación con los sistemas de climatización tradicionales como el aire acondicionado.
  • Con el sistema que controla los equipos evaporativos se puede observar el control de la humedad relativa según lo que especifiquen los usuarios. Así se aporta un control de niveles de humedad adecuados y específicos para la conservación del producto.
  • Podemos decir que, con los equipos evaporativos, se consigue un ahorro energético de hasta el 85%.

Los evaporativos recogen el aire caliente del exterior, lo humedecen al pasar por unos filtros empapados en agua y consiguen enfriar así el aire fresco que se impulsa al interior del recinto. De esta manera, se proyecta un caudal constante de aire fresco limpio y filtrado que se introduce limpio en el edificio eliminando a su vez olores, gérmenes y polvo en suspensión al exterior. Contacta con nosotros si quieres saber más acerca de nuestros productos.

Recent Posts

Leave a Comment