En muchas tiendas de tecnología, en la sección de electrodomésticos, más de una vez habrás visto unos aparatos que parecen aires acondicionado pero que no disponen del tubo trasero. En este caso, aunque el dependiente o el cartel te lo esté vendiendo como un aire acondicionado no caigas en la trampa. No lo son. Son climatizadores evaporativos.

En líneas generales, su función es la misma. Climatizar, reducir la temperatura de la estancia en la que se encuentren estos sistemas de refrigeración. Pero el funcionamiento de ambos es completamente distinto. A pesar de todo ello, comparando ambos sistemas, obtenemos una clara victoria por los climatizadores, puesto que son más eficientes y más respetuosos con la salud de las personas y con el medio ambiente.

Funcionamiento

Los evaporativos aprovechan el aire del exterior, que se encuentra a una temperatura bastante superior al del interior de la estancia. Entonces, este atraviesa unos filtros humedecidos que lo que hacen es enfriarlo y, gracias a un ventilador que está incluido en el sistema, se distribuye el aire fresco por toda la estancia.

El fabricante siempre recomienda tener las ventanas abiertas para que el aire se vaya renovando. Una ventaja sobre el aire acondicionado puesto que para que este sea eficiente toda la estancia debe estar completamente cerrada. Esto no permite que el aire se renueve y sea más cargante para los usuarios y más perjudicial para su salud.

En el caso de utilizar un climatizador evaporativo, pero con las ventanas y puertas cerradas, de forma que no dejemos, que el aire que se encuentra dentro de la estancia, que ha salido del evaporativo, se vaya renovando, el sistema perderá notablemente toda su eficiencia.

Una vez que se alcance en el interior el máximo de humedad, el climatizador evaporativo no enfriará más el aire. El calor del exterior entrará a través de las puertas y las ventanas, que aún así se encuentran cerradas, y calentará el aire que se encuentra en el interior que, además, se encuentra saturado de humedad. De esta forma, aunque el sistema de refrigeración siga funcionando, este no será capaz de evaporar más agua para climatizar la estancia.

Por lo tanto, finalmente, el aire que tengamos en el interior será mucho más sofocante que el que podamos tener en el exterior. Esto será debido a las ingentes cantidades de humedad que encontraremos en el  interior.

Así pues, aquí está la demostración por la que, cuando se usa un climatizador evaporativo en vez de un aire acondicionado, es más que recomendable dejar varias salidas al exterior para el aire y que no se concentre en el interior. Otra prueba por lo que es mucho más sano este sistema que el aire acondicionado.

El aire que produce el climatizador evaporativo es mucho más húmedo y agradable que el que produce el aire acondicionado que es más seco y suele producir resfriados e irritaciones de garganta en los usuarios. 

La sensación térmica, con estos sistemas, los climatizadores evaporativos, suele reducirse unos 16 grados cuando se utilizan estos aparatos.

Consumo

En cuanto al consumo medio entre los dos sistemas, el aire acondicionado y el climatizador evaporativo, nos quedaremos con el climatizador evaporativo.

Si para enfriar una misma habitación empleamos ambos sistemas, nos daremos cuenta de que, mientras que el aire acondicionado consume 1 Kw, el climatizador evaporativo consume 140 W.

Este segundo sistema consume 5 veces menos de electricidad.

Pero no solo se diferencian por el consumo energético que producen, sino también por el coste económico que suponen. Mientras que un aparato de aire acondicionado puede rondar en torno a los 500 euros, el climatizador evaporativo se puede encontrar en torno a los 200. Este es un ahorro considerable para el bolsillo del cliente, además de que el climatizador consume menos y el resultado es el mismo que si de un aire acondicionado se tratara.

Potencia

Si finalmente adquirimos un climatizador, además de las numerosas ventajas que tienen respecto al aire acondicionado, debemos tener en cuenta el espacio que tenemos a refrigerar y, por consiguiente, la potencia que tiene el aparato. Si va a tener suficiente para cubrir todo el espacio.

Además habrá que limpiar y desinfectar el aparato para evitar posibles problemas de salud de los usuarios. Pero esta limpieza hay que hacerla tanto en los climatizadores como en los aires acondicionados.

En el caso de adquirir un climatizador para el hogar o negocio, recomendamos hacerlo en sitios con garantías como Efitronic. Siempre habrá que mirar las características para evitar comprar un sistema que no es. Pero desde Efitronic, especialistas en climatizadores evaporativos, siempre asesoraremos al cliente con la mayor exactitud.

Recent Posts

Leave a Comment