La distribución del consumo energético en las instalaciones deportivas depende de múltiples factores como el tipo de instalación, la categoría, los servicios que ofrece o su situación geográfica, entre otros.

Gracias a la optimización de las instalaciones deportivas, el coste del consumo de la energía se puede reducir considerablemente. Por eso, es necesario también conocer el consumo actual de dichas instalaciones así como las características que tienen cada una de ellas.

Además, las fuentes de energía que se emplean así como los usos finales a los que se destina, son dos factores fundamentales a la hora de establecer cuál es el consumo energético.

Distribución del consumo

Este tipo de instalaciones consumen, generalmente, energía eléctrica para el alumbrado, el aire acondicionado, la maquinaria u otros dispositivos y aparatos. Pero, no es de extrañar que cada día se instalen con más frecuencia bombas de calor. De esta manera, se puede suministrar la calefacción durante los meses del año en los que la temperatura externa es más fría.

Aunque, en otras ocasiones, se puede emplear el uso del combustible para producir agua caliente en los casos en los que no se disponen de bombas de calor. Gracias a este combustible, se consigue producir agua caliente para la piscina cubierta, por ejemplo.

Como ya hemos dicho, el tipo de establecimiento será un factor para determinar la distribución del consumo energético. Normalmente, la media del consumo energético se distribuye en los siguientes porcentajes:

  • Climatización y deshumificación 35%
  • Piscina y agua caliente sanitaria (ACS) 25%
  • Iluminación 15%
  • Motores y bombas 12%

Sin duda, la mayor parte del consumo energético procede de los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Por tanto, será importante que se destine una inversión a reducir el consumo de climatización mediante el uso de tecnologías más eficientes.

Además, la energía también puede variar a lo largo del año, normalmente relacionado con la afluencia de personas que demandan las instalaciones así como el uso del aire acondicionado en periodos estacionales donde la temperatura externa e interna es elevada.

En Efitronic contamos con  sistemas de climatización que proporcionan un grado de humedad óptima, así como la reducción de la temperatura de la sala y la eliminación de los olores que se producen por la actividad física.

Gracias a los evaporativos, conseguimos ahorrar energía ya que su sistema es capaz de reducir la temperatura del edificio con el mínimo impacto medioambiental. Estos equipos funcionan con agua, por tanto el consumo eléctrico es mínimo.

La energía empleada en las instalaciones deportivas se emplea para conseguir un ambiente óptimo y confortable. Aunque, un mayor consumo energético no es sinónimo de mayor confort. La eficiencia óptima se conseguirá cuando el confort del ambiente y el consumo de energía estén equilibrados. Por eso, los sistemas de climatización evaporativa son la solución para este tipo de instalaciones.

La calefacción es el principal consumidor energético en las instalaciones

Los sistemas de calefacción y climatización, como hemos observado antes, son los principales consumidores energéticos de las instalaciones deportivas. Aunque, si optimizamos bien los recursos del edificio, podremos ahorrar entorno a un 10 y un 40% de energía.

Es fundamental tener en cuenta las características del edificio. Para poder conseguir una condición climatológica concreta, conseguir una temperatura adecuada en dichas instalaciones dependerá directamente de la ubicación, la orientación, los cerramientos, la cubierta, la carpintería e incluso los acristalamientos.

Además, es importante implantar un buen sistema de control y regulación de la instalación, que nos permita controlar la temperatura del edificio según la demanda que tenga y el tipo de estancias que constituyen la instalación.

El uso de reguladores de temperatura, de los ventiladores o las bombas de agua nos permitirá conseguir un ahorro de hasta el 30% de energía.

Gracias a los sistemas evaporativos podremos controlar la temperatura de la sala aunque ésta se encuentre ocupada o desocupada. Así, podremos conseguir una temperatura y humedad óptima en cada momento. Estos dos factores influyen directamente en la sensación de confort de aquellos que ocupan las instalaciones.

Conseguiremos un gran ahorro en el consumo energético al disminuir los grados de la temperatura de las salas a través del sistema adiabático.

 Por otro lado, si las instalaciones no funcionan correctamente, el consumo de energía será mucho mayor. Es recomendable establecer un programa que regule el mantenimiento de dichas instalaciones. Algunos parámetros que se pueden seguir en este programa son:

  • Mantener limpias las superficies como rejillas y ventilaciones en los conductos de aire
  • Controlar de forma regular los sistemas de calefacción
  • Detectar fugas de agua y repararlas de manera inmediata
  • Verificar que las compuertas y válvulas abren y cierran de manera correcta
  • Revistar los equipos de combustión de forma regular

En Efitronic contamos con sistemas que consiguen ahorrar un 80% respecto otros sistemas de climatización como aires acondicionados. El consumo energético es mucho menor y ofrece la posibilidad de enfriar el ambiente de manera ecológica y económica, ya que únicamente se necesitan dos factores totalmente naturales (agua y aire).

Ponte en contacto con nosotros si tienes alguna duda o necesitas más información sobre nuestros equipos, estaremos encantados de ayudarte.

Recent Posts

Leave a Comment