Una nave industrial de gran tamaño es, en algunas ocasiones, difícil de climatizar. Esto se debe a que no se instalan los equipos de calefacción o climatización correctos.

El calor puede ser un problema para muchas empresas, porque se puede perder productividad y eficacia. No sólo en los equipos y herramientas de trabajo, también afecta considerablemente a los trabajadores. Incluso puede suponer un problema para la salud (en los casos más graves).

La solución es más fácil de lo que parece

A veces puede parecer que dar una solución a este problema es complejo, porque en muchas ocasiones hay barreras relacionadas con el mantenimiento o el coste de funcionamiento de los equipos de la refrigeración industrial. Incluso el mal aislamiento, los focos internos de calor o la entrada y salida constante de vehículos de transporte, pueden suponer pérdidas.

Pero, ¿cómo podemos solucionar este problema? Lo cierto es que gracias a los sistemas de climatización podemos conseguir solucionar todas estas cuestiones. La climatización evaporativa es una manera muy sencilla de enfriar espacios de grandes dimensiones mediante una forma muy económica, porque su consumo energético es mínimo.

Como los equipos se instalan en el exterior del edificio, en cualquier tipo de cubierta o pared, el coste de instalación es mucho menor. Además, es muy sencilla  porque en la mayoría de los casos no se necesitan canalizaciones para dirigir el aire a otras estancias.

Si existen conductos de ventilación se pueden aprovechar, y sólo se necesita un orificio de entrada por la cubierta o la fachada, corriente eléctrica y suministro de agua caliente.

Por otro lado, el coste de mantenimiento también es mucho menor que los equipos de aire acondicionado industrial. Los equipos de climatización evaporativa sólo tienen un ventilador, bomba de agua y filtros. El mantenimiento es sencillo, rápido y únicamente se necesitarán revisiones puntuales a lo largo del año.

Un evaporativo es necesario y suficiente para climatizar un espacio de hasta 250m2 con un consumo de 1kWh. El coste de funcionamiento, por tanto, es menor. Y se consigue gracias a que el aire del exterior entra en la nave pasando por unos filtros humedecidos. Como no se necesitan compresores de ningún tipo, conseguimos un ahorro del 80% en comparación con otros sistemas industriales.

Invertir en evaporativos es invertir en eficiencia

Estos sistemas de climatización aumentan su eficiencia cuando la temperatura de la nave es mayor que la temperatura externa. Si dentro de nuestro establecimiento encontramos focos de calor internos o incluso tenemos aislamientos deficientes supone que la temperatura interna del edificio se aumente considerablemente.

Los climatizadores evaporativos pueden reducir la temperatura en el interior del edifico hasta 11 grados menos que la temperatura del exterior.

Supongamos que, debido a los focos internos y un mal aislamiento, dentro de nuestro edificio llegamos a una temperatura de 40ºC y la temperatura externa es de 35ºC. Instalando un evaporativo conseguiríamos disminuir la temperatura hasta 24ºC. Es decir, sería una temperatura de 16ºC de diferencia y con un consumo energético mínimo.

Por otro lado, debemos tener en cuenta que los sistemas de aire acondicionado tradicionales necesitan espacios cerrados para poder recircular el aire existente dentro de la instalación y enfriar el espacio.

Sin embargo, los evaporativos necesitan corrientes de aire para insertar aire húmedo y absorba y elimine el calor hasta el exterior. Aunque dependerá de la orientación de la nave, el nivel de aislamiento, los focos de calor, los evaporativos pueden climatizar una nave industrial de grandes dimensiones en un periodo de tiempo mínimo.

Incluso las empresas que se dedican a la logística alimentaria pueden emplear estos sistemas, porque se consigue evitar las elevadas temperaturas que pueden afectar a la calidad de los productos, aun manteniendo los accesos abiertos para la carga y descarga.

¿Qué industrias pueden emplear este tipo de sistemas?

Cualquier sector industrial puede beneficiarse de las ventajas y características de los sistemas de climatización por evaporativos. Gracias a su efectividad y bajo coste, la disminución de la temperatura de grandes superficies no supone ningún problema para este tipo de climatización.

Normalmente, en las naves industriales, es el 20% de la zona que se emplea para trabajar supone un 80% del coste de climatización (con sistemas convencionales). Por tanto, llega a ser un gran derroche económico y enérgico, porque estos grandes espacios necesitan mucha inversión y costes elevados de funcionamiento. Por eso los evaporativos son la mejor solución para climatizar naves industriales.

Como ya hemos comentado, las empresas que se dedican al sector alimenticio pueden emplear perfectamente este sistema. Pero, las farmacéuticas también pueden beneficiarse de este sistema ya que cumple también la legislación vigente, porque los evaporativos pueden proporcionar un ambiente frío, con un coste energético hasta diez veces menor que los sistemas de aire acondicionado.

Por otro lado, las industrias de lavandería, cerámica, empresas de ensamblaje o incluso empresas de manipulado también pueden conocer las ventajas de los evaporativos.

En Efitronic somos expertos en el tema y contamos con diversos equipos de climatización que se adaptarán perfectamente a las características y necesidades de tu industria. Contacta con nosotros si quieres saber más acerca de los sistemas de climatización por evaporativos.

Recent Posts

Leave a Comment