Toda actividad industrial genera calor, el cual, sumado a la temperatura externa, puede hacer del interior de la bodega un lugar muy caluroso, razón por la que se debe implementar un sistema de climatización que mantenga un aire limpio y fresco, permitiendo que tanto los trabajadores como las máquinas realicen sus funciones de manera idónea.

Lo mejor para realizar este proceso es contratar empresas climatización, las cuales se encargarán de verificar el área que deberá ser controlada, y determinarán la mejor forma para estabilizar la temperatura interna, proporcionando diversas opciones en cuanto a las tecnologías a emplear, y el coste de cada una de estas alternativas.

bodega

¡Importante!

Cabe destacar que la climatización de naves industriales suele tener un coste relativamente alto, pero es algo que debe ser realizado para lograr la máxima eficiencia en el trabajo y la producción. Se debe tener en consideración que para climatizar efectivamente una nave industrial, se requiere saber de la existencia de generadores puntuales de calor, los cuales harían de una porción del complejo más complicada de controlar.

Dichos focos puntuales de calor pueden ser grandes secciones de vidrio en ventanas o techos, así como una pared que absorba el calor del ambiente externo y lo refleje hacia la parte interna, también maquinarias cuyo funcionamiento signifique una alta producción de energía calórica; todo esto va a influir a profundidad con el cálculo y cantidad de climatización necesaria.

Tipos de sistemas de climatización

Actualmente existen tres formas efectivas de controlar la temperatura de una bodega industrial, estas son, con aire acondicionado, climatización por conductos, y por evaporación.

Climatización con aire acondicionado

Históricamente ha sido la más efectiva, ya que es capaz de bajar la temperatura de forma rápida; sin embargo, esta tiende a presentar un alto costo de inversión y de mantenimiento, ya que los equipos empleados son un poco costosos, y la electricidad consumida, dependiendo de la cantidad de equipos que se posea, puede representar un alto número en el recibo de este servicio.

 

Climatización por conductos

Tiende a ser más eficiente en cuanto a la distribución del aire tratado, y a la homogeneidad de la temperatura en el interior de la nave, así como también permite la utilización de ventiladores de ayuda para dispersar el aire frío a través de todo el complejo, e incluso para concentrarlo en una zona específica donde se encuentren equipos o productos, que requieran estar a temperaturas más bajas para poder funcionar o preservarse correctamente.

Climatización evaporativa

Esta ha ganado gran impulso en los últimos tiempos, gracias a que puede renovar el aire interno, y controla la sensación térmica en toda la nave. Para realizar este proceso no se utilizan agentes comprimidos que generen frío, sino que mediante la evaporación del agua se le extrae el calor al aire, y se inyecta el vapor frío directamente en el interior del complejo.

Puede ser utilizada en ambientes secos, mientras que en ambientes húmedos se utiliza de manera específica; una de sus ventajas es el bajo consumo eléctrico.

Calcular climatización

La forma más fácil de saber qué potencia debe tener un aire acondicionado para enfriar cierto lugar, es con un cálculo de climatización. Se toma el volumen interno del lugar que se desea enfriar, para multiplicarlo por 50; al hacer esto se obtendrá el total de frigorías necesarias para esa zona.

Se debe entender que esto es un cálculo aproximado, ya que sí existen algunas fuentes de calor puntual que eleven la temperatura del lugar, se deberá contactar con un experto que evalúe la situación, y establezca la potencia requerida por el sitio.

Recent Posts

Leave a Comment