La climatización evaporativa tiene múltiples beneficios y ventajas. Entre ellas, destacan su eficiencia, el ahorro energético, su responsabilidad con el medio ambiente y su alta capacidad para poder climatizar naves y edificios de grandes dimensiones a bajo coste.

Pero, hoy en día, podemos encontrar también evaporativos con unos tamaños más reducidos a los que encontramos habitualmente para poder emplearlos en el ámbito doméstico. Desde Efitronic queremos que conozcas en qué consisten los evaporativos portátiles y por qué éstos son la mejor opción a tener en cuenta frente a aparatos como aires acondicionados.

¿Cómo es el sistema de un evaporativo portátil?

En primer lugar, el funcionamiento de los evaporativos portátiles y los aires acondicionados es totalmente distinto. Aunque ambos tienen la misma función (refrigerar), su sistema es diferente. Igual que los sistemas de climatización adiabática que se instalan en naves industriales o edificios deportivos, los climatizadores portátiles se basan en la evaporación de agua al colocarla frente a un flujo de aire.

Es decir, se produce la evaporación adiabática para conseguir aire más frío y húmedo que el ambiente de la estancia en la que se encuentre. La temperatura del aire varía si aumentamos la humedad mediante los sistemas adiabáticos. Y, de esta manera, también conseguiremos que la sensación térmica disminuya.

Así, podremos reducir la humedad y la temperatura respecto al exterior hasta 20ºC. Además, de la misma manera que ocurre con los sistemas de climatización convencionales, en el caso de los portátiles el gasto energético y el coste de adquisición también es mucho menor que el aire acondicionado.

Podemos afirmar que un climatizador evaporativo portátil consume cinco veces menos electricidad que un equipo de aire acondicionado portátil. Además, el desembolso de adquirir el dispositivo también es menor porque los aires acondicionados son más caros que los climatizadores.

Los evaporativos portátiles tampoco emplean gases refrigerantes, igual que los convencionales. Y, además, se pueden emplear tanto en el interior como en el exterior de cualquier vivienda, sin necesidad de emplear tubos de intercambio de aire con el exterior como los que necesitan los sistemas de aire acondicionado portátil.

Puede que, a priori, parezca que no cuentan con la energía suficiente para la superficie que vamos a emplear. Pero lo cierto es que estos dispositivos tienen la potencia necesaria para refrigerar cualquier estancia. Eso sí, es importante que tengas en cuenta la limpieza del depósito de agua.

Además, algunos de los climatizadores evaporativos portátiles cuentan con filtros de aire y resistencias eléctricas para poder emplearlos como sistemas calefactores en invierno.

Claves para instalar un evaporativo portátil

Para poder emplear un sistema de climatización portátil es imprescindible contar con una buena ventilación. Para que sean eficientes y no acumulen humedad, se deben colocar cerca de una ventana. También será necesario llenar el depósito de agua para que se produzca el proceso de evaporización.

Por otro lado, cuanto más calor y menos humedad en el ambiente hay, más consiguen reducir la temperatura estos sistemas climatización. Como ya hemos mencionado en tantas ocasiones, los evaporativos consiguen enfriar el aire mediante la evaporación. Consiguen enfriar la temperatura por medio de agua al llevar incorporado un depósito de ésta.

El dispositivo absorbe el aire de la habitación y pasa por un filtro húmedo que lo convierte en aire fresco y lo expulsa a la estancia en la que se encuentre mediante un ventilador. Al tratarse de sistemas de climatización portátiles,  no necesitan de obras para su instalación y son aparatos muy fáciles de manejar y podemos encontrar modelos tanto para interior como para interior y exterior.

Además, puede llegar a ahorrar hasta el 80% de energía respecto al uso del aire acondicionado. Ya que, según el modelo, gastará entre 60 y 180 vatios en comparación con el aire acondicionado, en el que su gasto supera los kilovatios. Su precio también es menor.

Uno de los aspectos que más caracterizan a este tipo de climatizadores es que eliminan la electricidad estática del ambiente y consiguen mantener una humedad relativa muy confortable, renovando el aire interior por uno más limpio y fresco evitando humos y olores.

En el caso de instalar climatizadores evaporativos portátiles, debemos tener en cuenta que habrá que ventilar la estancia con frecuencia para evitar condensación de humedad y que el climatizador pueda enfriar el aire nuevo de manera continua. Aunque este hecho no ocurre con los sistemas de climatización adiabática que no son portátiles.

Siguiendo con los que sí lo son, esta ventilación permite expulsar el aire caliente evitando la entrada de polvo que procede del exterior. Además, cuanto más seco sea el ambiente, más será el enfriamiento que estos aparatos portátiles producirán.

Algunos de los modelos de climatización portátil pueden emplearse tanto en interior como en exterior. Pero, si la superficie a climatizar es muy amplia, lo más recomendable será instalar un sistema de climatización evaporativa convencional, que no sea portátil, ya que esta permite climatizar todo tipo de estancias y ambientes independientemente de su tamaño.

En Efitronic contamos con diversos evaporativos adecuados para la climatización de hogares, industrias, edificios deportivos, instalaciones farmacéuticas, etc. Si tienes alguna duda sobre el funcionamiento de nuestros productos, no dudes en contactar con nosotros.

Recent Posts

Leave a Comment